Demostrado, el ser humano no es tan malo

Dicen que New York es una de las ciudades más individualistas del mundo, donde todo el mundo va a lo suyo y nadie repara en los demás. Pero en medio de esa jungla unos pequeños seres van a conseguir sacar el lado más humano de esas personas.

[blip.tv ?posts_id=1712075&dest=-1]

Os presento a los “tweenbots“. Hechos de cartón y plástico, estos pequeños robots funcionan con un sencillo mecanismo que les permite circular en línea recta a una velocidad constante. Tal y como dicen sus creadores son “humano-dependientes”, necesitan la ayuda de los peatones para superar las difíciles pruebas que la calzada les pone.  Se trata de un proyecto de Kacie Kinzer para la Tisch School of the Arts de NY y aunque no lo parezca fue un éxito.

Como podeis ver en el siguiente mapa, en su primera misión los tweenbots recorrieron el Washington Square Park de una esquina a otra en 42 min y con la ayuda de 29 persona.

Más información en tweenbots.com

Gracias a Tenacitas.

Anuncios